Guía Paso a Paso para Adquirir Certificaciones Internacionales

Las certificaciones internacionales ayudan a sumar valor a un servicio y a alcanzar una óptima gestión empresarial. Son la llave que abre las puertas a la exportación y una garantía real para el consumidor.

Un sello de calidad es lo mejor que le puede pasar a tu negocio, por ello, a continuación te presentamos una guía de los pasos más importantes para adquirir una certificación internacional

Certificaciones Internacionales: La Importancia en el Mercado Internacional

Una de las formas más efectivas de abrirse paso en otros mercados o frente a la competencia, es brindar a los consumidores y proveedores una imagen de solidez, calidad y profesionalismo. Una manera de reflejar esa imágen, es obteniendo un Certificado Internacional. 

A ese nivel, las certificaciones aseguran a los consumidores y proveedores que tu empresa cumple con las exigencias de los mercados internacionales, como por ejemplo: la calidad, la seguridad, la eficiencia energética o el cuidado del medio ambiente, la responsabilidad social empresarial, entre muchas otras normalizaciones.

Las empresas que poseen algún tipo de certificación internacional, pueden llegar a tener mayor crecimiento, volumen de ventas y creación de puestos de trabajo.

Por Qué Tu Empresa Debería Obtener Certificaciones Internacionales 

Las ventajas de una certificación, hacen la diferencia en las operaciones comerciales y pueden llegar a tener múltiples beneficios.

Desde acceder a nuevos mercados, optimizar recursos y operaciones, aumentar la productividad, hacer más competitiva una marca o producto mejorando su calidad, hasta incluso llegar a ser una ventaja estratégica para superar las barreras impuestas por los mercados más proteccionistas.

La certificación internacional es la mejor carta de presentación para posicionarse en el mercado. Para el caso de las Pymes, es una forma de posicionarse al mismo nivel que las grandes empresas y competir de igual a igual en eficiencia y calidad. 

Al obtener una certificación, también se obtiene el logotipo en el packaging. Este símbolo tiene un significado diferencial y valor agregado ante aquellos productos que no lo poseen, y que los hace destacar en sectores de salud, cuidado personal o belleza, ya que significa el control, estudio y trabajo que desarrollado por los organismos internacionales que lo entregan y la verificación del trabajo realizado por la empresa.

Certificaciones internacionales marcan un diferencial para tu empresa
Atribución Imagen de Gerd Altmann en Pixabay  Bajo Licencia CCO.

Veamos un Ejemplo Práctico

Iceberg, es un grupo productor y exportador de productos agrícolas congelados de San Juan. Este proyecto ganó mercados internacionales gracias a la realización de estudios de mercado y acuerdos comerciales con clientes de EEUU, Inglaterra y Canadá. 

Para entrar a estos mercados lograron certificar la Planta de Productos Congelados con: B.P.M. (Buenas Prácticas de Manufactura), H.A.C.C.P. (Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control), B.R.C (Consorcio Minorista Británico).

Otro caso ejemplo es el de Porta Hermanos que cuenta con las certificaciones ISO 9001, ISO 14001 y FSSC 22.000. Además de sumar las certificaciones Kosher, Halal y certificaciones “sin TACC” de alimentos aptos para celíacos.

Guía Paso a Paso para Tramitar Certificaciones Internacionales

Lo primero que debés saber es que al pedir un certificado, estás solicitando ser evaluado en base de las normas establecidas y que estás en condiciones de cumplir todos los requisitos internacionales exigidos. Si se aprueba la auditoría, obtenés el certificado y su logotipo correspondiente.

Para elegir la certificación debés tener en cuenta tres factores, por un lado, la competencia técnica del certificador, de manera que el trabajo de evaluación aporte valor a tu empresa; por otro lado, su credibilidad en el mercado y por último tener bien en claro cuál de todas las certificaciones se adapta mejor a tu empresa.

Una vez elegido el certificado y la norma internacional, tenés que tener en cuenta que van a revisar tus procesos para llegar a la optimización de los mismos.

En la mayoría de los casos el camino es similar: solicitás el certificado y remitís la documentación de tu sistema de gestión, esta es analizada y comprobada por los auditores.

Auditoría

La auditoría de certificación da lugar a un informe para detectar posibles errores. Cuando estas se han corregido se procede a la certificación. 

Vigencia

El certificado por lo general tiene una vigencia de entre 3 y 5 años, dependiendo del tipo de gestión certificada, y cuenta con varias auditorías anuales para corroborar que la gestión sigue con la estandarización pautada. 

Conclusión

Estandarizar los proceso de gestión de tu empresa es mucho más que simplemente crear una imagen positiva de tu empresa a nivel internacional.

Es la oportunidad de afrontar un desafío de superación, ganar un posicionamiento competitivo a largo plazo y lograr cumplir con las normas aceptadas en todo el mundo. 

En definitiva, es poner a tu empresa en un lugar de privilegio.

Si te gustó este artículo, quizás te interese: 

Incoterms 2010: Qué es y Qué Tipos Existen

Exportación en Argentina: Claves para Conocer el Proceso

¿Qué Son las Zonas Francas?

Comercio Exterior: Requisitos para Importar y Exportar en Argentina

VUCE: Ahora, Importar o Exportar en Argentina es Más Sencillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *