Exportación en Argentina: Claves para Conocer el Proceso

A la hora de internacionalizar tu negocio debes tomar en cuenta múltiples factores. Lo principal es todo el proceso operativo ligado a la exportación, ya que las especificaciones de cada producto, así como las regulaciones legales del país de destino varían considerablemente. 

Por lo tanto, informarte sobre el proceso es de suma importancia para garantizar una internacionalización exitosa. Los errores en cuanto a extremos legales que han de cumplirse pueden significar retrasos y hasta pérdidas de negocios ya concretados.

Seguí leyendo, porque en este artículo te enseñaremos las claves para conocer el proceso de exportación de las mercaderías en Argentina. También, te daremos una guía paso a paso para no cometer errores a la hora de exportar cualquier tipo de productos. 

¿Qué Necesitás para Exportar un Producto?

Lo primero es hacer una evaluación económica. 

El producto a exportar probablemente tenga competidores en el mercado al que se dirija y es tu obligación conocerlos. También, deberás evaluar la demanda existente, ya que un producto muy apetecido en un mercado puede no serlo en otro.

Una vez hecha la evaluación económica, podrás determinar si el producto requiere alguna adaptación o modificación para su nuevo destino. En algunos casos, puede que hasta debas plantear cambios en la marca para una mejor aceptación del mercado al que va. 

Asesoramiento: Cómo Puede Ayudarte la AAICI con tu Proceso de Exportación

El proceso puede ser complicado al principio cuando no se conoce del todo la información necesaria. Para facilitar esa pesquisa, la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) puede ayudarte. 

La AAICI ofrece asesoría gratuita para quienes quieran concretar exportaciones en Argentina. Como parte de su misión, la Agencia se ha propuesto ofrecer herramientas y asesoría personalizada para que las empresas se inserten de forma eficiente en el mundo. 

Para ello, cuenta con consultores especializados para cada sector: agro y alimentos, servicios e innovación, industrias creativas y de bienes culturales, etc. Además, tiene nexos con organismos estatales, lo que les permite ayudarte en la agilización de procesos. 

Paso a Paso: ¿Cómo es el Proceso de Exportación de Mercancías?

Ahora bien, si ya hiciste tu valoración de mercado, escogiste la mejor forma de exportar tu producto y te asesoraste debidamente, es hora de conocer el proceso paso a paso. Seguí leyendo, porque vamos a exponerte a profundidad cada proceso a seguir a la hora de exportar mercancías.

  1. El exportador, debidamente registrado, prepara la documentación pertinente: Documentos de Embarque, Declaración Aduanera de Mercancías y autorizaciones de las entidades pertinentes, si aplicase. Recordá utilizar la herramienta CICE para poder acceder rápidamente a la información sobre la documentación requerida.
  2. Procedés a solicitar el Booking con tu agente de carga o línea naviera, según hayas decidido previamente, evaluando tarifas y condiciones.
  3. De esa coordinación se derivará el momento en que tus productos ingresarán al depósito temporal, teniendo en cuenta los cortes del buque elegido para embarcar.
  4. Vía correo electrónico el despachador de aduanas le informa a la Intendencia de Aduanas cuáles son los datos provisionales contenidos en la Declaración Aduanera de Mercancías. 
  5. El Sistema Integral de Gestión Aduanera confirma la veracidad de los datos aportados en la Declaración Aduanera de Mercancías. En caso de estar todo en orden, proceden a numerar dicha declaración.
  6. El agente de aduana, con el Booking en su poder, coordina el transporte para el retiro del contenedor vacío. 
  7. El transportista mueve el contenedor vacío desde el depósito temporal y le entregan un recibo de intercambio de equipo EIR (siglas en inglés correspondientes a: Equipment Interchange Receipt).
  8. El transportista debe recibir del exportador la guía de remisión remitente y luego debe entregarla al agente de aduana.
  9. Se llena el contenedor en el local del exportador y se sella allí mismo con precinto. El precinto es proporcionado por el agente de aduanas.  
  10. El transportista lleva el contenedor lleno al depósito temporal y hace entrega del Booking.
  11. El agente de aduanas presenta la Declaración Aduanera de Mercancías, la guía de remisión y el Booking al depósito temporal.
  12. El depósito temporal debe informar de inmediato a la Autoridad Aduanera la llegada de la mercancía. No debe tardar más de dos horas en hacer esta información.
  13. La Autoridad Aduanera le comunicará al depósito temporal cuál es el canal de control asignado.
  14. El contenedor pasará a dicho canal de control, que puede ser rojo, anaranjado o verde. Cuando sale canal verde, no es necesaria la verificación de la mercadería. Anaranjado es para embarques autorizados, en cuyo caso se procede a devolver al agente de aduanas la Declaración Aduanera de Mercancías, dejando una copia al depósito. Si se asigna Rojo es porque la mercancía requiere de un reconocimiento físico en la zona designada del terminal portuario. Dicho reconocimiento suele durar un día. Si todo está en orden, pasa a Anaranjado y se sigue el procedimiento habitual.
  15. Ya numerada la Declaración Aduanera de Mercancía, o en otros términos, oficializado el permiso de embarque, hay un plazo de hasta 30 días para embarcar. 
  16. El depósito temporal gestiona la tracción de la carga. Para hacerlo, necesita la autorización del puerto, en un proceso que se realiza con 24 horas de antelación. 
  17. Se inicia entonces el proceso de trámites aduaneros, que se coordina para que ocurra 48 horas antes del tiempo estimado de atraque de la nave.
  18. Ya con el camión en el puerto, el transportista debe acordar con el área de revisores para que habiliten la autorización de embarque del contenedor.
  19. Habilitados, los contenedores pasan a la zona de control de pesaje. El operador portuario será entonces quien reciba el contenedor y lo lleve hasta la zona de pre-stacking.
  20. Cuando la carga se posiciona en el lugar donde viajará, el controlador verifica físicamente las condiciones del contenedor y confirma su posición registrando cualquier novedad en el EIR. El EIR debe ser firmado por el transportista para que al momento de la salida del Terminal, se deje una copia en el terminal portuario, mientras conserva otra a modo de constancia.
  21. El agente de aduana se asegura de que los documentos sean refrendados debidamente y presenta la autorización de embarque de la mercancía.
  22. Se inician las operaciones de estima para embarcar la carga. Para ello se utilizan las grúas de pórtico y los equipos de muelle. Ya cargada, la mercancía solo espera para partir.

Exportación: ¿Qué Vías Existen para Enviar un Producto al Exterior?

Vías para realizar tu exportación de mercancías.
Atribución: Foto de Elévate en Pexels, bajo una licencia CCO.

La forma más habitual de exportación es la marítima. Principalmente por las facilidades en cuanto a capacidades y peso, que facilitan el transporte de mercancías de enorme tamaño. Sin embargo, no es esta la única forma de exportación.

A medida que la industria aérea avanza en cuanto a construcción de aviones de carga y sistemas de refrigeración, cada vez más se utiliza esta vía como forma de exportación. También, se pueden exportar mercancías de pequeño y mediano tamaño a través de sistemas de paquetería, siempre y cuando no excedan los los límites permitidos en USD y dimensiones.

La habitual forma marítima se utiliza debido a que es la más económica y la que mejor beneficio deja en la relación precio-resultados. Vía acuática es más sencillo trasladar enormes contenedores con miles de productos. Cosa más difícil de hacer utilizando courier o aviones.

Además, históricamente la industria aduanera siempre utilizó el mar y los barcos como su principal vía de intercambio. 

Algunas Restricciones para la Exportación en Argentina

La exportación sufre algunos obstáculos
Atribución: Foto de Travis Saylor en Pexels, bajo una licencia CCO.


Como vemos es un proceso sencillo. Meticuloso, sí, pero sencillo una vez se conoce el procedimiento. Sin embargo, es importante saber que hay algunas restricciones. Veamos cuáles son.

  • Derechos ad valorem: se trata del porcentaje del valor del producto que se hace en la aduana a partir del valor en la factura. Allí, se pueden expresar valores específicos en unidades de volumen o monetarias. 
  • Prohibiciones directas: en este caso es sencillo, se trata de productos que bajo ningún concepto pueden ser exportados a ciertos mercados. 
  • Autorizaciones previas: mercaderías que requieren de una autorización previa del país destino.
  • Impuestos internos: no es una restricción como tal, pero es importante saber si el producto que exportás tendrá algún impuesto al llegar que lo encarezca más de lo previsto. Recordá que muchos Gobiernos optan por el proteccionismo, siendo los impuestos a las importaciones una de sus principales prácticas.
  • Cuotas y Cupos de importación: otros países sólo permiten el ingreso de ciertos productos hasta que se llena un cupo determinado. Revisá si el tuyo aplica.

Conclusión

Con la información correcta, exportar es sencillo. El meticuloso proceso solo busca cubrir todos los aspectos legales y aduaneros que faciliten el libre flujo de mercancías entre países. Si seguís el proceso, exportarás de forma exitosa.

Si te gustó este artículo, quizás te interese: 

Comercio Exterior: Requisitos para Importar y Exportar en Argentina

¿Qué Son las Zonas Francas?

VUCE: Ahora, Importar o Exportar en Argentina es Más Sencillo

CICE: Todo lo Que Tenés Que Saber


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *